El Grupo Popular presentará una moción en el Pleno de mañana contra la Ley de la suicida del agua de la Junta

El Ayuntamiento de Nerja debatirá mañana en sesión plenaria una moción del Grupo Popular contra la nueva tasa sobre el consumo de agua de la Junta de Andalucía, según ha anunciado el concejal de Infraestructura, José Alberto Tomé, ponente de la moción junto con el alcalde, José Alberto Armijo, y el portavoz del Grupo Popular, José Miguel García. La moción propone iniciar cuantas actuaciones legales procedan para anular la Ley de Aguas de la Junta de Andalucía, al mismo tiempo que solicita la suspensión de su aplicación. Entre otros puntos la moción también propone mandatar al Ayuntamiento a iniciar las campañas informativas y de concienciación y sensibilización sobre esta ley y las repercusiones directas que va a suponer a los ciudadanos.

El concejal José Alberto Tomé ha informado de que se trata de una ley “puramente recaudatoria” y añade que “no es lógico que en este momento en el que los andaluces están sufriendo las durísimas consecuencias de las crisis, con más de 1.100.000 parados, se pueda apostar por parte de la Junta de Andalucía por incrementar los impuestos, en lugar de recudirlos, porque esto atenta de manera muy significativa contra los ciudadanos y contra los sectores productivos de la economía andaluza, de forma especial a la agricultura, a la industria y al turismo, entre otros”.

Añade José Alberto Tomé que la Ley de la Junta de Andalucía “supondrá un encarecimiento muy importante en el precio del agua y muchas familias tendrán que pagar mucho más por el agua consumen”.

Manifestó el concejal que “desde la Junta de Andalucía se va a imponer a los ayuntamientos una serie de cánones para gravar los recibos del agua de los vecinos con una actitud un tanto cobarde, porque obliga a que sean los propios Ayuntamientos los que gestionen el canon, por lo que la percepción que van a tener los vecinos es que son los ayuntamientos los que van a subir el agua cuando en realidad la recaudación va para la Junta “.

El edil ha indicado que, a partir del uno de enero del año que viene los recibos de agua de los vecinos “se van a ver incrementado en una cantidad importantísima”.

Tomé ha añadido que la Junta de Andalucía justifica “esta brutal subida de impuestos para realizar obras par financiar obras de infraestructuras hidráulicas y los vecinos de Nerja van a tener que pagar un canon cuando la depuradora está sin hacer por culpa de la Junta de Andalucía y el Gobierno Central”.