La fundadora de la Congregación de las Hermanas del Buen Samaritano visita las obras de la residencia en Nerja

La fundadora de la Congregación de las Hermanas del Buen Samaritano, la Madre Irene, ha visitado el edificio de las Hermanas del Buen Samaritano en Nerja, cuyas obras ya se encuentran muy avanzadas. La fundadora de la congregación, con sede en Chile, estuvo acompañada por la responsable de la congregación en Nerja, Sor Purificación, y otras religiosas.

El inmueble está situado en la zona de la urbanización Almijara y cuenta con 4.400 metros cuadrados construidos. El edifico dispone de cuatro plantas y cuando esté en funcionamiento contará un total de 64 plazas para albergar a ancianos y enfermos.

La Madre Irene se mostró muy satisfecha del estado en que se encuentran los trabajos y manifestó al alcalde y al arquitecto que estaba continuamente informada sobre el desarrollo de los mismo, añadiendo que sabía que el edificio estaba “en buenas manos”.