Los vocales del Ayuntamiento piden al presidente de la Fundación un pleno para solicitar el cese de Ramírez

Los miembros del Ayuntamiento que forman parte de la Fundación Cueva de Nerja han dirigido un escrito al presidente de dicha Fundación y Subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna, mediante el que solicitan la celebración de un pleno extraordinario y urgente con un único punto en el orden del día: el cese del gerente, Ángel Ramírez, según ha manifestado el concejal José Miguel García.

La petición viene motivada por los hechos ocurridos le pasado viernes cuando Ramírez impidió la entrada a la gruta a la concejala de Cultura, Angélica Portillo, y al alcalde pedáneo de Maro, Antonio Gallardo, cuando ambos se dirigían a un acto institucional organizado por el Ayuntamiento.

García ha indicado que Ramírez “se excedió de sus atribuciones y actuó de forma partidista, más propia de la dictadura que de un estado democrático,” para añadir que al frente de la Cueva “no debe de haber una persona que anteponga los intereses de su partido a los del monumento”.

José Miguel García señaló que Ángel Ramírez “lejos de pedir disculpas se ha dedicado a insultar a Angélica Portillo y a Antonio Gallardo” por lo que “ante este comportamiento no tenemos otra opción que pedir su cese inmediato”, apuntó el concejal.