Las instalaciones deportivas del colegio Joaquín Herrera ya llevan el nombre de José Bobadilla Alvarez

El pabellón cubierto del colegio Joaquín Herrera ya lleva en nombre de José Bobadilla Álvarez. En un emotivo acto el alcalde, José Alberto Armijo, junto con Victoria y Paco, los padres del Jose como todo el mundo lo llamaba, han descubierto un cartel que así lo acredita, en memoria del que fuera entrenador de diversos equipos de fútbol sala.

El acto comenzó con la intervención de Andrés Castro, concejal delegado de Deportes, que procedió a leer la moción aprobada por unanimidad por el Pleno de la Corporación acordando denominar las instalaciones deportivas con el nombre de José Bobadilla Álvarez. El concejal recordó la trayectoria deportiva de Jose y los triunfos y galardones obtenidos.

Después intervino el responsable de la Escuela de Fútbol Sala, Daniel Rivas, quien destacó los valores humanos y deportivos de Jose. Tras el descubrimiento del cartel, intervino el alcalde para señalar que “nuestro José fue todo un ejemplo de pundonor. Nos ha dejado una huella que nunca se ha de borrar”. Recordó que fue “querido, respetado y admirado por el deporte local y por el pueblo en general”.

Por su parte Paco Bobadilla agradeció la presencia a todas las numerosas personas que asistieron al acto en memoria de su hijo.

El alcalde entregó una placa conmemorativa a los padres de José que en todo momentos se mostraron muy emocionados, como la mayoría de las personas que se encontraban en el acto, entre los que también se encontraba el director del colegio, Juan Luis Medina.

El pabellón cubierto de colegio Joaquín Herrera ha supuesto una inversión de 1.100.000 euros. El Ayuntamiento ha aportado 680.000 euros y la Consejería de Comercio, Turismo y Deportes el resto, hecho que fue destacado y agradecido por el alcalde.