El Ayuntamiento garantiza los fondos municipales necesarios para el proyecto de Anillo Verde

La Junta de Gobierno Local ha aprobado una moción para garantizar los fondos necesarios para poder ejecutar el proyecto del Anillo Verde. El Ayuntamiento se compromete de esta manera a aportar la cantidad que no resulte subvencionada.

El concejal delegado de Infraestructura, José Alberto Tomé, ha informado que el Ayuntamiento de Nerja, a través de los Fondos Europeos para el Desarrollo Regional está tramitando una subvención para recuperar el proyecto de recuperación paisajística de zonas de degradadas, proyecto conocido como Anillo Verde, que se ubicará en una zona comprendida entre la playa de Burriana y la carretera nacional 340. El proyecto tiene un presupuesto total de 2.713.268 euros y la subvención que se otorgaría sería de 1.899.287 euros, por lo que, con la moción aprobada, el Ayuntamiento se compromete a aportar la cantidad restante hasta completar el presupuesto completo para realizar esta actuación. La aportación municipal comprometida ascendería a 813.981 euros.

El concejal José Alberto Tomé ha indicado que se trata de un proyecto “es generador de empleo y riquezas porque con la transformación de esta área degradada en una zona verde y de ocio se generaran tanto empleos directos como empleos indirectos”.

Asimismo ha señalado que “el fin máximo de este proyecto es conseguir un desarrollo local sostenible del municipio de Nerja transformando este entorno urbano en una zona verde y de ocio”.

Entre los objetivos que se persigue se encuentra la restauración ecológica de espacios periféricos recuperables, creando un continuo natural en torno a la ciudad, así como integrar zonas verdes en la trama urbana, conectándolos al mismo tiempo con el entorno natural, mejorando de esa manera la accesibilidad física y ecológica entre las zonas verdes urbanas y espacios naturales del municipio.

El concejal ha indicado que también se pretende acondicionar los espacios verdes para fomentar el uso público en ellos, contribuyendo a satisfacer la demanda ciudadana de lugares de ocio al aire libre al mismo tiempo que amortiguando la presión sobre otros espacios naturales más frágiles.